Razones para ir a la cena de empresa

Si eres de los que tienen espasmos solo con oír hablar de las cenas de empresa de Navidad, aquí tienes nuestros motivos para asistir a tan esperado evento.

Razones para ir a la cena de empresa

Con el final del verano suelen sucederse tres fases. La primera es la de negación y depresión, aquella donde la vida te da un golpe de realidad y la rutina está tan cerca que asusta. Adió a las vacaciones, fiestas de pueblos, terrazas… Una tragedia. A este sentimiento le sigue la de aceptación, sabías que iba a pasar y hay que ser un adulto maduro. Pero, pasado un tiempo, normalmente el mes de octubre, recuerdas una cosa: la Navidad. Los regalos, los villancicos, los anuncios… ¡Las cenas de empresa!

Si eres de esos a los que se le suben las pulsaciones solo de pensarlo, no te preocupes, aquí vamos a darte las razones por las que las cenas de empresa de Navidad no están tan mal como piensas.

Razones para ir a la cena de empresa de Navidad

Conocer mejor a tus compañeros

Depende del número de empleados y asistentes a la cena de empresa, elegir dónde sentarse puede ser un drama. Lo normal es hacerlo junto con los que ya conoces o mejor te llevas, pero si el azar no juega a tu favor, siempre puedes conocer gente nueva. Quién sabe si no encontrarás en ellos a alguien con mismos gustos o aficiones y de donde salga una amistad.

Mejora el ambiente en la empresa

Como hemos dicho en el punto anterior, si esto se cumple uno puede hacer buenas amistades. Las comidas y cenas de empresa, como puntos de encuentro, son la ocasión perfecta para forjar amistades y vínculos, lo que puede repercutir a la hora de ir a trabajar. ¿Quién no querría ir al trabajo todas las mañanas con un amigo?

Una comida es una comida

El sitio es importante, ya sea si lo elige la empresa o se vota entre los compañeros, muy mal se tiene que dar para no salir satisfecho de ir de comida o cena. Si lo eligen los jefes no quedará más remedio que conformarse, pero si no, pueden salir ideas originales que hagan el evento más ameno o descubrir sitios a los que volver.

Si paga la empresa, ¿cómo vas a decir que no?

En esto estaremos todos de acuerdo, ¿no?

Mejora la relación entre jefes y trabajadores

Y no hablamos de pedir ese aumento que tanto llevas esperando (o bueno, puede que sí). Pero, más allá de eso, ese trabajador con el que puede que acabes forjando algo más que una simple relación de trabajo puede que acabe siendo el jefe (o uno de ellos). Quizá no te tenga en cuenta para una subida del salario o para un ascenso, pero tener buena relación con un superior nunca está de más.

¿Unas copas?

La forma más adecuada de terminar toda cena que se precie es, por este orden, café y copa. Sin pasarse con esto último, buscar un bar una vez que los lazos ya se han forjado para tomar algo más relajados es la manera perfecta de acabar el día. Pero ojo con el alcohol si no quieres ser la comidilla en la máquina de café al día siguiente, y más ahora con tanto vídeo viral en Internet y tanto meme por WhatsApp.

Por
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: La Factoría del Show Online S.L.
  • Finalidad: Comentar publicaciones del blog y dar respuesta a los anteriores comentarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Se cederán datos a terceros por obligación legal y para la ejecución del servicio que nos has solicitado.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Consulta la información completa en la política de privacidad.

¡Pide presupuestos Gratis!