Origen de los mercados navideños

Estamos en esa época del año en la que dejarse perder por un mercado navideño despunta como uno de los mejores planes con amigos, familia o en pareja.

Mercado navideño de Budapest
Mercado navideño en Budapest |Fuente: www.budapestinfo.hu

Los has visto en infinidad de fotos, en el cine, en tu ciudad e incluso puede que hayas planeado algún viaje para conocer mercados navideños en otros países. Una estampa que inunda las redes sociales en estas fechas y que se han convertido en un evento fijo en el calendario.

Una tradición que remonta muchos años atrás y que marca el comienzo del Adviento.

¿Cuál es el origen de los mercados navideños?

Los mercados callejeros de invierno se empezaron a asociar con la Navidad en Alemania en el Siglo XIV. Empezaron siendo mercados en los que solo se vendía carne y fueron evolucionando ofreciendo compras diarias y, finalmente, golosinas, artículos de decoración y artesanía de temporada, acompañadas de música y baile.

Recibieron un gran impulso en el siglo XVI, cuando el protestante Martín Lutero sugirió que el nacimiento de Cristo era el día más apropiado para dar regalos que los días de otros santos. Fue entonces cuando la práctica de comprar regalos comenzó a despegar junto con la popularidad de los mercados navideños en Alemania, Austria, Suiza, Bélgica o Hungría.

Durante siglos, estos mercados alegraron a los aldeanos, añadiendo un toque de luz y color a las largas noches de invierno.

Los mercados navideños en la actualidad

En la actualidad estos mercados se han ampliado considerablemente. Primero, porque ahora aparte de comer, beber o comprar regalos también puedes comprar todo tipo de productos, navideños o no, montar en atracciones, patinar sobre hielo e incluso ver espectáculos como coros cantando los mejores villancicos.

Visitar uno de estos mercadillos del norte de Europa es algo que debería hacerse una vez en la vida, pero sin salir de nuestro país también podemos disfrutar de mercados navideños muy especiales como los de Madrid, Vigo, Valladolid, Toledo, Málaga, Barcelona o Bilbao, generalmente ubicados en la plaza mayor, donde no faltan las luces, el belén e infinidad de puestos donde perderse y hacer los mejores regalos.

Con la puesta a punto de estos mercadillos y el encendido de luces se da por comenzada la temporada de Navidad, que suele ser a finales de noviembre coincidiendo con el Black Friday.

Sin duda, un escenario idílico para salir a pasear con amigos, familiares o en pareja y dejarse perder por la magia de la Navidad, hacer compras y degustar comida típica de la región, pero eso si lo nunca faltará será un buen chocolate con churros.

Por
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: La Factoría del Show Online S.L.
  • Finalidad: Comentar publicaciones del blog y dar respuesta a los anteriores comentarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Se cederán datos a terceros por obligación legal y para la ejecución del servicio que nos has solicitado.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Consulta la información completa en la política de privacidad.

¡Pide presupuestos Gratis!