Los mejores grupos de rock español de los 80

Los mejores grupos del rock español de los 80, marcaron un antes y un después en el legado musical nuestra país. Grupos como Asfalto, Leño, Triana, Burning, Barricada o Siniestro Total sentaron las bases de los que vinieron después…

Los mejores grupos de rock de los 80

Tras del boom de los grupos de pop rock yeyé, España vivió un periodo de cambio en los 70 que se tradujo en una gran explosión de creatividad, donde la música fue la soberana.

Las ansias de libertad se palpaban en el ambiente, había ganas de desmelenarse y el rock empezó a tomarse más en serio. Las letras de las canciones ya no tenían nada que ver con las de años atrás. La música por fin era libre de censura.

Las discográficas empezaron a apostar por el rock a finales de los 70 y en los barrios periféricos de las grandes ciudades nació el denominado “rock urbano”.  Madrid ha sido testigo del nacimiento de grupos como Asfalto, Ñu, Coz, Topo, Cucharada, Burning o Leño.

Grupos imprescindibles del rock español de los 80

Asfalto

Grupo Asfalto

Máximos representantes del rock urbano, Asfalto es un grupo respetado pero poco reivindicado en la memoria colectiva. Julio Castejón, el alma del grupo sigue al pie del cañón desde su vuelta a los escenarios en 2008. El álbum debut de Asfaltó publicado en 1978, es un disco fundamental de la historia del rock de nuestro país con clásicos como Capitán Trueno, Días de escuela, Ser urbano o Rocinante.

Aunque con la llegada de La Movida muchos de estos grupos se vieron eclipsados, las discográficas empezaron a abrirse al rock. Una de las responsables de impulsar el rock en España y poner las semillas para las siguientes generaciones fue Chapa records, que apostó por grupos como Leño, Obus, Barón Rojo, Bloque, Topo o Kaka de Luxe.

Leño

Leño

Leño y sus “maneras de vivir” supuso un himno para toda una generación. Pese a su temprana disolución en 1983, Leño ha sido uno de los grupos más influyentes del rock español.

Como era habitual en aquellos años, muchos grupos se disolvían para dar vida a otros proyectos  y los músicos iban pasando de unos a otros. Rosendo Mercado formó Leño, tras su ruptura con Ñu, junto a Ramiro Penas y Toni Urbano que eran ex batería y ex bajista del grupo Coz. Debutaron en 1978 como teloneros de Asfalto y un año más tarde publican el sencillo «Este Madrid/Aprendiendo a escuchar», como presentación del que sería su primer disco.

En palabras de Ramiro Penas “La historia de Leño fue tan fugaz como salvaje, tan veloz como irrepetible, tan bonita como visceral”. El grupo no llegó a publicar más de cuatro discos y tras su disolución, a Rosendo le esperaría una larga carrera en solitario. “Maneras de vivir”, “Este Madrid”, “El tren”, “No se vende el rock and roll”, “Corre, corre”, “Mientras tanto” son algunos de las canciones insignia del grupo madrileño.

Triana

Grupo Triana

A principios de los 70 nació un grupo que convulsionó toda la música rock que se había hecho hasta entonces en nuestro país. Se llamaban Triana y lo formaban Jesús de la Rosa (cantante, compositor y teclista), Eduardo Rodríguez Rodway (guitarrista) y Juan José Palacios «Tele» (batería). Los tres se habían iniciado musicalmente en la Sevilla de los años 60, al calor de la música inglesa y americana.

Si hubo un grupo capaz de superar el reto de unir la música de su tiempo con el embrujo andaluz, ese fue Triana.  Bajo la influencia del rock progresivo y el flamenco, Triana marcó la pauta de una nueva forma de entender la música andaluza.

El auge de Triana llegó con su tercer disco “Sombra y Luz” en 1979, que impulsó a los anteriores  “El patio” (1975) e “Hijos del agobio” (1977). Con 3 discos en el mercado, fue el primer grupo español en superar el medio millón de ejemplares vendidos en un año.  Canciones como “En el lago”, “Abre la puerta”, “Tu frialdad”, “Todo es de color” o “Quiero contarte” dieron la vuelta al mundo y fueron pioneros de los super conciertos en España.

Triana sentó las bases de un nuevo fenómeno llamado “Rock Andaluz” que después siguieron otros grupos como Medina Azahara o Alameda.

Esta irrepetible carrera se vio truncada en 1983 cuando un fatal accidente de tráfico sesgó la vida de Jesús de la Rosa.  Tras años de silencio, Tele tomó la controvertida decisión de reformar la banda con nuevos miembros en 1994. Tras su fallecimiento en 2002, los nuevos miembros de la banda decidieron continuar la trayectoria del grupo, asunto que ha desatado el desagrado del único miembro vivo de Triana, Eduardo Rodríguez.

Burning

Grupo Burning

“Ah no, sin vivir en Madrid no lo entenderás…”

El rock de finales de los 70 tienen un denominador común: Madrid. Desde el barrio de La Elipa llegó Burning, la banda que con su rock canalla de influencias stonianas, sobrevivió a La Movida.

Ya son más de 40 años en activo pisando fuerte los escenarios de nuestro país, superando tragedias personales y cambios de la industria musical. Johnny Cifuentes es el único superviviente activo de Burning, de la banda formada en 1974 junto a Pepe Risi y Toño Martin. Sus primeros temas los lanzaron en inglés y en 1978 publicaron su primer disco de larga duración bajo el nombre de “Madrid” dejando ya temas míticos como “Jim Dinamita”, “Miéntelas” o “Lujuria”.

El director Fernando Colomo tenía un guión para una película y Burning compuso la canción que necesitaba. El destino del grupo cambió en ese momento.  Y es que a estas alturas de la vida ¿quién no ha bailado “Que hace una chica como tú en un sitio como este”?. La canción se incluyó en su segundo álbum “El fin de una década” (1979), del que también se extraen “Las chicas del drugstore” y “Mueve tus caderas”.

Los amantes del rock pueden encontrar su templo en el bar Cocodrilo de Johnny Cifuentes en Madrid.

Loquillo

Loquillo

Loquillo quiso ser una rock and roll star y hoy es una de las figuras más importantes (y elegantes) del rock español. Pocos artistas del panorama musical pueden presumir de poseer un nombre, una personalidad y una marca tan consolidada como la de Loquillo.

Su más de metro noventa de estatura y su vestuario de Teddy Boy inglés no pasaron desapercibidos en su Barcelona natal, y le sirvió para marcar la diferencia en plena Movida Madrileña. Al frente de “Loquillo y los Intocables” lanzó sus primeros sencillos “Rock and Roll Star” y “Esto no es Hawaii (Que wai)”, esta última en colaboración con su amigo Carlos Segarra.

A su vuelta del servicio militar, Barcelona ya no era una ciudad para el rock y decide trasladarse al lugar donde se estaba cocinando todo: Madrid

Rebautizado como “Loquillo y Los Trogloditas” junto a Sabino Méndez y Ricard Puigdomènech, pegó el pelotazo de salida con el “El Ritmo del Garaje”, primer disco de la banda publicado en 1983 con el que se pasearon por todos los programas musicales del momento y que incluía su mítico “Cadillac Solitario”.

Loquillo demostró que se podía ser rocker en los 80 y hoy en día sigue siendo uno de los principales reclamos en los escenarios. Un legado de canciones gigantes como él, ya forman parte de la historia del rock de nuestro país como “El rompeolas”, “Chanel, cocaína y Don Perignon”, “La mataré”, “En las calles de Madrid” o “Feo, fuerte y formal”.

Repasando el mejor rock de los 80 en España ya tenemos el rock urbano de Asfalto, el rock duro de Leño, el rock andaluz de Triana, el rock más canalla de Burning y Loquillo y ahora le llega el turno al más puro heavy metal en español de OBÚS y Barón Rojo

Barón Rojo

Barón Rojo

Si alguna vez te preguntan cuál es la banda de heavy metal más importante de nuestro país, la respuesta correcta es: Barón Rojo.

Barón Rojo se ha labrado un emblema dentro del género en nuestro país, alcanzó el reconocimiento internacional y arrastró miles de seguidores durante décadas.

Con su formación inicial, que ha sido la más celebre, debutó en 1981 con el LP “Larga Vida al Rock’n Roll” que fue disco de oro. Por aquel entonces, Barón Rojo lo formaban los hermanos Armando y Carlos de Castro (guitarra y voces), José Luís Campuzano “Sherpa” (bajo y voz) y Hermes Calabria (batería).

Su fama internacional empezó con la doble grabación en castellano y en inglés de su segundo disco “Volumen Brutal” (1982) y el reconocimiento de la prensa especializada. De este segundo trabajo se extraen éxitos como “Los rockeros van al infierno”, “Incomunicación” o “Resistiré”.

A casi un disco por año, la década de los 80 fueron los años de máximo apogeo de la banda. Canciones como  “Hijos de Caín”, “Casi me mato”, «Siempre estás allí», “Campo de concentración», «El mundo puede ser diferente» y «Mensajeros de la destrucción» forman parte de la memoria colectiva de la historia del rock en España.

En los 90 se enfrentaron a la marcha de Sherpa y Hermes y a la perdida de repercusión mediática del Heavy metal en España. A día de hoy, la realidad es que Barón Rojo puede presumir de mantener intacta la fuerza y el espíritu rockero en sus conciertos, con la misma intensidad que el primer día, y sin visos de caducidad.

Obús

Obus

Obús empezó teloneando a Barón Rojo y acabó convirtiéndose en uno de los grupos imprescindibles del heavy metal en España. Con la publicación de su primer disco en 1981 ya nos advertían “Prepárate”, va a estallar el obús.

Y estalló. Los años 80 dieron la oportunidad a grupos de todos los géneros y colores, de salir en televisión, medios de prensa y radio. Su primer single “Va a estallar el obús” les catapultó a lo más alto en la escena rock de nuestro país y llegó a ser número uno de los 40 principales, algo impensable hasta esos momentos para una banda de heavy metal. Con riffs solo aptos para rebeldes de pelo largo y chupa de cuero, Obús ha pasado por años de altos y bajos, pero más de 35 años después continúan los ensayos y la horas en la carretera llenando salas al ritmo de éxitos como “Vamos muy bien”, “Te visitará la muerte”, “Dinero, dinero” o “Que te jodan”.

Hartos de que pareciese que solo en Madrid se hacían cosas, en el norte también tenían mucho que decir. En medio de una época convulsa de luchas obreras y choques generacionales, en el País Vasco nació lo que se ha denominado rock radical vasco, y en Galicia nos encontramos con otra movida, «La Movida Viguesa». Ha llegado la hora de hablar de Barricada y Siniestro Total, dos de los mejores grupos de rock español.

Barricada

Barricada

El único grupo de la lista que no sigue en activo. Tras su definitiva separación en 2013, los componentes de Barricada, Boni y El Drogas, siguen sus caminos en solitario.

Boni ya cuenta con un disco en el mercado “Incandescente” y El Drogas se ha dedicado a escribir libros y liderar distintos proyectos para terminar estando al frente de una banda que responde sencillamente a su nombre “El Drogas”. Además, en 2016 protagonizó unos de los acontecimientos más importantes del rock español de los últimos años. El Drogas logró reunir a 19 nombres imprescindibles del rock de nuestro país en un concierto único en Pamplona, allí se juntaron Fito Cabrales, Carlos Tarque, Kutxi Romero, Luz Casal, Quique González, Rosendo, Leiva, Yosi, Rulo, Ivan Ferreiro, Carlos Escobedo o Asfalto entre otros. El concierto se materializó en un doble CD y DVD llamado “Un día nada más”.

Una tuberculosis y el servicio militar le sirvió a Enrique Villarreal “El Drogas” para madurar la idea de formar una banda de rock y reclutar al guitarrista Boni para formar equipo.

Encuadrados dentro del movimiento de rock urbano, demostraron que el cotarro no se centraba solo en Madrid, y que desde el barrio pamplonés de La Txantrea también se podían hacer grandes cosas. Su segundo disco, producido por Rosendo Mercado, llevó por título “Barrio conflictivo” (1985), en homenaje al barrio natal de Barricada, tal y como lo calificó el por aquel entonces Delegado del Gobierno de Navarra Luis Roldán.

Al igual que su primer disco “Noche de rock and roll” (1983), el segundo disco también tuvo muy buena acogida de público. Es entonces cuando Barricada dejó de ser una banda local para ser más estatal. El resto de la historia se escribió con más de 15 discos publicados, muchos kilómetros de carretera, conciertos multitudinarios y la firma de muchas de las canciones que forman parte del legado del rock en español como “Animal caliente”, “Blanco y Negro”, “No hay tregua” o “Contra la pared”.

Siniestro total

siniestro total

En la escena cultural gallega de los 80, la música tomó un papel protagonista. Vigo  era una ciudad que estaba a la vanguardia de lo que ocurría en otras partes de España y con la reconversión naval de fondo, por las noches se convertía en la ciudad más divertida del mundo, en la que se estaba gestando otra movida: La Movida Viguesa

Los grupos gallegos tomaron una actitud más crítica y adoptaron la parte más divertida del punk haciendo gala del sentido de humor gallego de la retranca, lo rural y de reírse de uno mismo.

Siniestro Total abrió camino al resto de grupos gallegos. Germán Coppini (Voz), Miguel Costas (guitarra), Alberto Torrado (bajo) y Julián Hernández (batería) son el origen de una banda que hacía “punk rock gallego contra el aburrimiento general”, según sus propias palabras.

Una maqueta de 12 temas llegó a las manos del programa de Radio 3 que fue testigo directo de La Movida “Esto no es Hawaii”. Salieron de la frontera gallega y sus primeras actuaciones en Madrid ya anunciaban el éxito que tendría su primer LP “¿Cuándo se come aquí?” (1982).

Los temas “Sexo chungo” y “Me pica un huevo” resultaron ser dos joyas que muestran el sentido de humor del grupo, pero demasiado fuertes para emitirlas en televisión, sufrieron la censura en el programa «Caja de ritmos» de Carlos Tena.  Se publicó como sencillo de lujo con una portada mítica en homenaje a The Clash ¿la recuerdas?

Lo mejores grupos de rock español

Y es que sus geniales letras no pasaban desapercibidas, aunque muchos las tildaran de ordinarias. En los años en los que la música formaba una parte importante de la programación televisiva, Paloma Chamorro hizo «la pregunta» en el mítico programa «La edad de oro». Ante la pregunta de ¿Por qué hacían unas letras tan ordinarias? Siniestro Total se defendió alegando: «Lo único que hacemos es recuperar una tradición que se remonta hasta el Arcipreste de Hita, que sigue en Quevedo y en unos cuentos muy marranos de Samaniego, y hemos llegado hasta los cuplés y las canciones de María Jiménez. Nosotros solo hemos recogido la tradición. Somos inequivocamente carpetovetonicos, entonces es absolutamente imposible hacer otras letras. No se puede decir me paseo por Berlín cuando nos paseamos por Porriño».

Tras varios cambios en su formación a lo largo de los años, Julián Hernández es el único de los miembros originales que sigue al pie del cañón. “Bailaré sobre tu tumba”, “Camino de la cama”, “Miña terra galega”, “Assumpta” son algunos de los grandes temas que nos ha dejado Siniestro Total.

Por suerte, aún podemos disfrutar de muchos de ellos en directo. Es lo que tiene el rock, que no envejece. Si estás pensando en organizar un concierto con alguno de los mejores grupos de rock español de los 80, puedes contar con La Factoría del Show. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros, y nos pondremos manos a la obra.

Si cuentas con un presupuesto más reducido no tienes porqué renunciar a una fiesta con el mejor rock español de los 80. Existen grupos de versiones que hará que la fiesta sea un éxito de diversión asegurado, solo tienes que buscar entre nuestro catálogo de grupos de rock de los 80 y solicitar más información sobre su contratación sin ningún compromiso.

Sofía Fernández Fernández – La Factoría del Show

Por
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: La Factoría del Show Online S.L.
  • Finalidad: Comentar publicaciones del blog y dar respuesta a los anteriores comentarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Se cederán datos a terceros por obligación legal y para la ejecución del servicio que nos has solicitado.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Consulta la información completa en la política de privacidad.

¡Pide presupuestos Gratis!